Ternera tailandesa con albahaca: El delicioso sabor de Asia

Una deliciosa forma de acercarse a la gastronomía asiática es probar la ternera tailandesa con albahaca. Se trata de una jugosa propuesta, muy completa, que es muy demandada en los restaurantes de Madrid.

 

En El Pato Laqueado de Pozuelo lo preparamos basándonos en la receta más tradicional, en la que se combina la ternera de la mejor calidad, con una mezcla de albahaca. Un mix que aporta un sabor diferenciador a uno de los más famosos platos de inspiración tailandesa.

Se trata de un plato que se prepara con la carne de res, de primera, cortada en finitas tiras. Se calienta el aceite en el wok, donde se ponen los ingredientes variados que dan el toque característico de los salteados (brotes, ajo, etc.). Además, se añade la albahaca y se mezcla. Todo ello, da como fruto una salsa con cierto espesor y un agradable sabor.

Esta propuesta tailandesa también se conoce como Pad kaphrao, que se prepara con ternera, cerdo o pollo frito con albahaca tailandesa.

«Ternera tailandesa con albahaca: El delicioso sabor de Asia»

 

Una de las peculiaridades es precisamente la albahaca que se emplea, de Tailandia. Su diferencia es que es una variedad especial con unas hojas más pequeñas y de un tono más oscuro que la albahaca dulce, que tiene regular, con tallos y flores y un sabor a anís púrpura. Este tipo de albahaca se emplea especialmente en la cocina del sudeste asiático.

La ternera es muy empleada en la gastronimía tailandesa, una de las cocinas más sofisticadas del mundo, que destaca por la original mezcla de sabores dulces, salados, agrios y toques de picante con un resultado exótico y delicioso. Un concepto diferente de texturas e impresiones para el paladar que tiene, entre sus platos más famosos, este que os detallamos, Ternera tailandesa con albahaca.

 

5 formas de comer el Pato Laqueado de forma diferente, descubre uno de los platos más tradicionales de la gastronomía china

El Pato Laqueado se ha convertido en una de las propuestas de la gastronomía china que más se demanda por los comensales. Algunos de los principales restaurantes orientales de Madrid, entre los que se encuentra el nuestro, son ya de los más conocidos, pero no sólo por la forma de prepararlo, sino por la variedad de propuestas que se preparan para degustar en conocido pato laqueado a la pekinesa o pato pekinés del que os hemos hablado aquí en varias ocasiones.

Y es que esta tradicional receta se puede degustar de muy distintas maneras. El fin, adaptarse también a las preferencias de las personas amantes de la comida china más legendaria. Para ello, en nuestra carta, incluimos una amplia variedad de platos que tienen al Pato Laqueado como protagonista, desde ensaladas a sopas, pasando por rollitos y tiras. Entre las cinco propuestas más destacadas se encuentran las siguientes:

1.Ensalada Pato Laqueado

Se trata de un plato refrescante, que sirve muy bien como entremeses o como propuesta para aquellos que buscan una comida ligera, pero con gran sabor. Se elabora con pato, algas, surimi, langostino y lechuga.

2. Sopa de pato con verduras chinas

Como entrante caliente, la sopa de pato con verduras chinas es una opción también muy solicitada. La sopa contiene pato y una mezcla variada de verduras que le aportan un toque diferenciador y reconfortante.

3. Rollito de pato laqueado

Otra de las opciones para probar esta especialidad es elegir el rollito de pato, en el que vienen dos piezas. Como entrante

4. Costillas crujientes

Del Pato Laqueado se aprecia mucho su carne crujiente. Una de las sugerencias del restaurante es probar sus costillas, que resultan muy especiales por su textura y sabor.

5. Combo de rollitos 

Otra de las propuestas es probar el pato laqueado en un combo de rollitos, así también se tiene la posibilidad de probar otros sabores como el rollito cantonés y el vietnamita a la vez.

«El Pato Laqueado se ha convertido en una de las propuestas de la gastronomía china que más se demanda»

Arroz Ku-Bak con trocitos de langostinos y verduras: Una manera crujiente de degustar la cocina china

El arroz Ku-Bak con trocitos de langostinos y verduras es una de las propuestas que más llama la atención en el restaurante El Pato Laqueado de Pozuelo. Quizá su magia radique no sólo en la calidad de los ingredientes que empleamos, si no en la combinación de sabores y texturas que hacen que sea una forma curiosa y diferente de disfrutar del arroz.

El estilo de arroz Ku-Bak es ya uno de los platos más famosos de la gastronomía china, que tiene muy buena acogida en toda la familia, desde los más pequeños, que adoran este manera de presentarlo, a los mayores. Su elaboración se basa en un arroz inflado que se sirve caliente y está muy crujiente. Además, se le añade alguna salsa, que puede ser de soja, de ostras, así como otros ingredientes como son trocitos de langostino y verduras variadas. Es precisamente la unión y mezcla combinada de todos estos elementos lo que provoca un llamativo chisporroteo de los granos de arroz que, poco a poco, se van hidratando con la salsa, sin llegar a perder su firmeza.

«El arroz Ku-Bak con trocitos de langostinos y verduras: una de las propuestas chinas preferidas»

 

Sin duda, es uno de las elecciones de la alta cocina oriental que más triunfa en Occidente. La preparación de la salsa es un punto muy importante, ya que le da un toque de sabor diferenciado muy característico y que es muy apreciado por los comensales. Se prepara en un wok especial, donde se saltean las verduras, hasta que estén crujientes y no muy hechas, y a las que se añade también los trocitos de langostinos. A ello añadimos la salsa de soja o de ostras. Se sirve encima inmediatamente cuando ya esté preparado el arroz inflado y a disfrutar.

Algas fritas con pepitas de sésamo: Un plato chino que no pasa desapercibido y coge fuerza en la carta

Las algas fritas con pepitas de sésamo son una de esas especialidades de la gastronomía china que ha pasado de ser desapercibido a ganar puestos en la carta de restaurantes como el Pato Laqueado de Pozuelo. Entre los sabrosos y tradicionales platos chinos que se preparan con ingredientes naturales, frescos y de primera calidad destaca este tipo de algas fritas. La mezcla con pepitas de sésamo aporta, a su vez, un sabor y una textura muy agradables al paladar y dan un toque final muy especial.

«Algas fritas con pepitas de sésamo: Un plato chino que no pasa desapercibido»

¿Sabes cómo es el proceso hasta que llegan a servirlas? Pues el primer paso es su recolección, momento en el que se deshidratan. Por este motivo, cuando se van a emplear para salteados, se deben rehidratar. Para ello, suficiente con ponerlas en agua, a remojar, antes de su tiempo de cocción. Después, se procede a enrollar las hojas con el fin de facilitar el corte, se pican en tiras muy finas y delgadas y se secan bien de humedad. Es importante destacar que la verdura debe estar bien seca. A su vez, se calienta el recipiente donde se van a freír, un paso que hará que la verdura adquiera textura y cuerpo. Una vez que se saca y se escurre es cuando se pone sobre una bandeja y se pone, por encima, un poco de sal y azúcar y se le añaden las semillas de sésamo. Todo ello da como resultado una mezcla agradable de sabor dulce y crujiente.