Gyoza: un plato chino adaptado a la cocina japonesa

La gyoza ( 餃子 ) es una especialidad asiática de origen chino, aunque adaptada a la cocina japonesa. Tiene, a primera vista, un parecido similar a una empanadilla. Las gyzoyas se realizan con una masa a la que se rellena con carne y vegetales diversos al vapor.

Este tipo de empanadillas de origen chino, es muy popular y suele emplearse para acompañar con otras comidas. Si bien, una diferencia de estilos es que en China este plato suele hacerse hervidas o únicamente al vapor.

«Gyoza: un plato chino adaptado a la cocina japonesa»

Las empanadillas Gyōzas aterrizaron en Japón a mediados del periodo Shōwa. Concretamente llega a Japón en la Segunda Guerra Mundial. Tras aprender cómo cocinar este típico plato chino, lo importaron y lo adaptaron a su gusto con sus ingredientes. Poco a poco se extendió su receta como un plato muy demandado en la gastronomía nipona. Gyōza (餃子) nace a partir de la palabra china “Jiaozi”, que se escribe con los mismos kanjis.

La forma de preparar las gyōzas se basa en una fina masa redonda, que se rellena con distintos ingredientes. Entre ellos, suele haber cebolla de verdeo, hakusai, col, carne de cerdo, salsa de soja y ajo.

La más conocida de estas variantes niponas es el “Yaki gyōza”. Este plato se prepara friendo la empanadilla de un lado hasta que se dora y se queda crujiente. Más tarde, se le añade agua para que el resto de la masa se cocine al vapor.

Este plato es ampliamente popular en China, Japón y Corea, además de otros países asiáticos. En Japón, la costumbre más extendida es ponerlas como entrante, mojándolas en salsa de soja. También como acompañamiento de platos como ramen y el sushi.

En el restaurante chino de Madrid: El Pato Laqueado de Pozuelo son uno de los platos más demandados de la carta. Unas empanadillas que preparamos con carne de primera calidad y verduras frescas de temporada.

La alta cocina china en Madrid se consolida

Aumenta el ocio gastronómico asociado a la alta cocina china en Madrid. La cocina oriental China se afianza entre las opciones de ocio gastronómico con un notable incremento en Madrid en los últimos dos años. Una tendencia al alza que se constata con el aumento de reservas para conocer nuevas propuestas culinarias de otras culturas.

Junto a las propuestas más tradicionales, en los últimos años ha crecido en torno a un 30% la demanda con platos internacionales como los de la alta cocina imperial china.

«Las propuestas de la alta cocina china en Madrid como alternativa de ocio gastronómico ha incrementado su demanda»

Según indica, Ana Wu, gerente de El Pato Laqueado de Pozuelo, se buscan “Restaurantes chinos de referencia pero que se alejan de la convencional oferta conocida hasta ahora. Además, la evolución de las tendencias en dietética permiten ofrecer un producto distinto a los clientes”. En este sentido, añade, “En España la gente se cuida mucho y la comida sin grasa o aceites es muy importante. Teniendo en cuenta esta preferencia, se han ido acondicionado los platos a las nuevas demandas, buscando siempre unirlas a las auténticas recetas de la ancestral gastronomía china”.

En el top de las sugerencias más buscadas en los restaurantes chinos de la Comunidad de Madrid se encuentran platos estrella como el Pato Laqueado de Pekín, bogavante con jengibre y cebolleta- muy demandado por los futbolistas-langostinos envueltos en láminas de arroz con sésamo, pastel de pollo tostado con algas fritas, la ensalada de algas Goma Wakame o Dimsum especial de Malanga salteados con verdura china.

Otro de los aspectos que han hecho que se incremente el interés por la gastronomía china, a la hora de comer fuera de casa, es que cada vez se amoldan más a las demandas occidentales, pero conservando las recetas tradicionales. Asimismo, el hecho de que incorporen propuestas especiales de menú para aquellos casos de intolerancias alimenticias, y tengan sus propios viveros de marisco in situ, suman en calidad y atención a las características de los clientes españoles.